Nightmare Before Christmas

Recuerdo la primera vez que vi “Nightmare Before Christmas” de Tim Burton, salí fascinada del cine. Visualmente espectacular, una historia preciosa y una banda sonora fascinante. Hacerlos en lana ha sido una gran experiencia para mí, un duro trabajo pero  bonito de confeccionar.

“Nightmare Before Christmas” nos presenta a Halloween Town y su celebridad más famosa, Jack Skellington (Jack Skeleton en la versión española), el Rey Calabaza. Vemos cómo, a pesar de que Jack es amado y respetado por los habitantes de la ciudad, sufre de depresión, ya que se encuentra cansado de celebrar, año tras año, la fiesta de Halloween. En medio de su desdicha, sale a caminar sin rumbo por un cementerio junto a Zero, su perro fantasma. Más tarde descubre un círculo de árboles que nunca antes había visto. Cada árbol tiene una puerta representativa de la festividad a la que pertenece la ciudad a la que conduce. Jack se siente inmediatamente atraído por el que tiene la forma de un árbol lleno de adornos. Cuando Jack abre la puerta del Árbol de la Navidad, es transportado a un pueblo lleno de nieve, luces y felicidad. Jack queda abrumado con todos los colores y alegría que llenan el ambiente, y cae en la cuenta de que es lo que estaba buscando (… )
Sally, la muñeca de trapo hecha de trozos de cuerpos de distintas mujeres creada por el Dr. Finklenstein. Está enamorada en secreto de Jack. Gran conocedora de pociones, también tiene visiones del futuro. Es pelirroja, lleva un vestido hecho de remiendos y puede coserse y descoserse sus miembros a su antojo.

Tenlos en casa, en tu habitación o en la de tus hijos, no te darás cuenta, pero te sorprenderán.
Hechos en lana de oveja xisqueta y colores 100% naturales, trabajados a mano con amor y delicadeza, sin plásticos ni químicos y así poder ser manipulados por los más pequeños.